domingo, 29 de marzo de 2020

El discurso de Alberto Fernández en la apertura de sesiones

El Presidente anunció que enviará proyectos para legalizar el aborto y reformar la Justicia. También indicó que modificará por decreto la Ley Inteligencia y que desclasificará archivos sobre el atentado a la AMIA. Habló del campo y de la negociación de la deuda

El presidente Alberto Fernández inauguró este domingo el 138° período de sesiones ordinarias del Congreso Nacional​, ante la Asamblea Legislativa y anunció que enviará al Congreso proyectos para legalizar el aborto y modificar la justicia. 

"Vengo a ratificar con mi presencia y mis palabras el compromiso de cambiar el rumbo que nuestro país venía transitando", manifestó el Jefe de Estado poco después de iniciar su discurso que duró una hora y 20 minutos. 

Aseguró, que los 81 días que pasaron desde que asumió la Presidencia, le permitieron "conocer la situación real en la que está la Argentina y adoptar las medidas más urgentes".

"Hemos encontrado una situación extremadamente delicada", denunció luego de advertir que "la mentira es la mayor perversión en la que puede caer la política", bajo la atenta mirada de la vicepresidenta Cristina Kirchner, que estuvo sentada a su izquierda. 

Aunque inició sus palabras cuestionando -pero sin hacer una referencia directa- al Gobierno anterior que lideró Mauricio Macri, el jefe de Estado remarcó: "No busco revanchas, necesito que todos asumamos la verdad que nos toca".

Luego de repasar sus diagnósticos sobre algunas de las principales variables económicas y sociales, el Presidente manifestó que "frente a esta situación dramática de destrucción, hemos elegido a la solidaridad como viga maestra de la reconstrucción nacional".

"Al mismo tiempo, estamos dejando atrás una política económica centrada en la especulación para volver a poner el foco en el trabajo y la producción", completó.

Seguido, el titular del Poder Ejecutivo repasó las principales medidas que adoptó su Gobierno como el congelamiento de las tarifas, el plan de lucha contra el hambre.

"La lucha contra el hambre es nuestra prioridad, porque comer no puede ser un privilegio", insistió tras destacar la puesta en marcha de la tarjeta alimentaria que distribuye el Ministerio de Desarrollo Social.

Lucha contra la inflación

El presidente Fernández remarcó que en su administración trabajan "para disminuir las causas macroeconómicas de la inflación" y celebró que ese trabajo "ya ha empezado a dar incipientes resultados".

"Y también trabajamos para crear una política de defensa del consumidor que evite los abusos. Estamos analizando las estructuras de costos de los eslabones de la producción para trabajar entre las diferentes relaciones entre intermediarios, logísticas, canales de la comercialización evitar los abusos de la posición dominante", reveló.

Seguido, se comprometió a "fortalecer los mecanismos de defensa de consumidor y la lealtad comercial" pero advirtió: "Que los precios dejen de crecer en la Argentina es una responsabilidad de todos. El Estado, este Gobierno nacional, se va a poner al frente de la batalla contra la inflación usando todas las herramientas legales con las que cuenta".

"No es posible que con la moneda estabilizada y las tarifas congeladas, al igual que los combustibles, el precio de los alimentos siga creciendo. Vamos a exigirles total responsabilidad a los formadores de precios. Argentina no resiste más el abuso de quienes preservan su rentabilidad a costas de consumidores condenados a pagar sus excesos preventivos. Debemos terminar con la Argentina de los vivos que se enriquecen a costa de los pobres bobos que estamos condenados a pagar lo que consumimos", alertó.

Sobre la crisis de deuda

Fernández renovó sus críticas contra el manejo de la deuda durante la administración anterior e informó que el Banco Central analiza "la manera en la que el país recibió divisas en concepto de préstamos y el destino que tuvieron".

"Todos hemos visto impávidos cómo los dólares que deberían haber financiado el desarrollo productivo acabaron fugándose del sistema financiero, llevándose los recursos y dejándonos las cargas de la deuda", denunció.

Fernández llamó a "saber lo que pasó" y "quiénes se beneficiaron con esas prácticas". "Necesitamos no hacernos los distraídos con lo ocurrido", justificó y llamó a "Nunca más a un endeudamiento insostenible" y a "decisiones que se toman de espaldas al pueblo".

"Nunca más a la puerta giratoria de dólares que ingresan por el endeudamiento y se fugan dejando tierra arrasada a su paso", insistió.

La negociación y el agradecimiento al Papa

El primer mandatario se refirió a las discusiones que inició su administración para renegociar con el FMI y los acreedores privados para lograr la reestructuración de la deuda.

"Todos tienen la certeza de que las clásicas recetas de ajuste y recesión no aliviaron nuestro pesar ni nos permitieron crecer. Quiero expresar particularmente mi agradecimiento al papa Francisco, quien de modo singular y ante los líderes de las finanzas internacionales volvió a enfatizar su llamamiento a construir una economía con alma", dijo Fernández.

El jefe de Estado recordó que "en el tema de la deuda hay muchos intereses en juego" y subrayó que "hay gente con intereses distintos a los del país, que no dudan en jugar fuerte".

"Agradecemos a la oposición el apoyo en el Congreso para poder reestructurar la deuda. Más apoyos serán necesarios, si como país queremos salir bien parados de esta crisis de deuda impagable", adelantó.

Tras poner en relieve la buena relación con el FMI, Fernández dijo que "lo más importante es que el acuerdo que se alcance con los acreedores sea sostenible".

"Necesitamos un acuerdo que le permita a la Argentina ponerse de pie y no volver a caer. Eso es innegociable", ratificó y adelantó que esa "premisa será la base de las ofertas que se les hará a los acreedores en las próximas semanas".

Proyecto para impulsar la producción de hidrocarburos

El Presidente aseguró que su administración emprendió "una renovada batalla nacional por el gas y el petróleo" y remarcó que en esta nueva etapa, "los hidrocarburos serán una palanca para el desarrollo productivo".

Al respecto, anunció que su Gobierno enviará al Congreso un proyecto de ley para impulsar el desarrollo del sector "hidrocarburífero y minero".

"Enviaré al Congreso un proyecto de ley para el desarrollo del sector hidrocarburífero y minero que promueva y estimule la inversión nacional e internacional y estimule la cadena de valor industrial, tecnológica y de servicio que nos permita crear miles de empleos en los próximos años", anunció.

La relación con el campo y las retenciones

En medio de las negociaciones con los dirigentes de la Mesa de Enlace para aplicar otro aumento de las retenciones, el Presidente aseguró que "deben hacer el esfuerzo aquellos que producen y exportan porque tienen mejores condiciones en la Argentina de hoy".

"Que el campo crezca es uno de nuestros objetivos, nos hemos ocupado de mejorar las condiciones para que los productores tengan más acceso al crédito, hemos cuidado que el precio de los combustibles no los afecte tampoco, una divisa estabilizada los ayuda mucho a la hora de comprar sus insumos", aclaró.

Y seguido, remarcó: "Partiendo de allí, y queriendo preservar el desarrollo del campo, hemos hecho una propuesta generosa en materia de derecho de alas exportaciones, en las que sólo se incrementa uno de un total de 25 cultivos que hoy están afectados por esos derechos".

"Aspiro a que esta vez, a través del diálogo, encontremos el camino que nos conduzca a sostener el desarrollo y a preservar las cuentas públicas", apeló.

En otro tramo de su discurso, Fernández aclaró el suyo es "un gobierno de científicos y no de CEOs" y también destacó el objetivo "federal" de las políticas de desarrollo para fortalecer las infraestructuras productivas en las provincias.

Admeás, agradeció a los gobernadores haber firmado el consenso fiscal, y destacó el proyecto de ley para que existan "capitales alternas en la República Argentina".
 

Desclasificación de los documentos secretos sobre el atentado a la AMIA

El presidente Fernández anunció una serie de medidas sobre los servicios de inteligencia, que incluirán además la desclasificación de los todos documentos sobre el atentado contra la AMIA. 

El mandatario anunció que firmará un Decreto de Necesidad y Urgencia para modificar la Ley de Inteligencia "impidiendo a los organismos de inteligencia y a sus miembros, realizar tareas represivas, poseer facultades compulsivas, cumplir funciones policiales o desarrollar tareas de investigación criminal como auxiliares de la Justicia".

Reforma de la Justicia

El Presidente ratificó que enviará un proyecto para reformar la Justicia porque, remarcó, quiere "terminar para siempre con la manipulación de los sorteos que un grupo oligopólico de jueces federales ha permitido".

"Los problemas de Argentina no se resuelven con menos Justicia sino con más y mejor Justicia", dijo ante la Asamblea Legislativa. 
 

También llamó a "optimizar el funcionamiento de la Corte Suprema, repensar el alcance del recurso extraordinario, mejorar el trabajo del Consejo de la Magistratura, instaurar el juicio por jurados cumpliendo el mandato constitucional, modernizar el Código Penal y fortalecer el rol del Ministerio Público".

El proyecto para legalizar el aborto

Fernández, además, se refirió a los reclamos sociales para que se legalice el aborto y consideró que "un Estado que cuida debe acompañar a todas las mujeres para que aquellos procesos se desarrollen accediendo plenamente al sistema de salud".

"La legislación vigente en materia de aborto no es efectiva. Desde 1921 la Argentina penaliza la interrupción voluntaria del embarazo en la mayoría de las situaciones. Cien años después, la jurisprudencia da cuenta de lo ineficaz que resulta la norma desde su criterio preventivo", evaluó.

Agregó que "el aborto sucede" y que "es un hecho" y aclaró que "en el siglo XXI toda sociedad necesita respetar la decisión individual de sus miembros a disponer libremente de sus cuerpos".

"Por eso, dentro de los próximos 10 días presentaré un proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo que legalice el aborto en el tiempo inicial del embarazo y permita a las mujeres acceder al sistema de salud cuando toman la decisión de abortar", anunció.

 

Fuente: Clarin.com

Compartir en

Los trabajadores de la salud cobrarán un bono de 5 mil pesos

A través de un DNU, el Presidente otorgó un bono que se pagará en abril, mayo, junio y julio. El mismo estará a cargo del Estado Nacional

Desde hoy comienzan las inscripciones en Afip para el cobro de $10.000

Hoy lo podrán las personas cuyo DNI termine en los números 0 y 1 . Los beneficiarios de la AUH no necesitan inscribirse. Desde el organismo nacional piden ingresar sólo el día asignado para evitar que colapse la web

Se van a adquirir reactivos para detectar al Covid-19

La administración central, será quien los distribuya en 35 centros de salud que integran la red de laboratorios de influenza.