domingo, 29 de noviembre de 2020

La provincia autorizó el regreso de los vuelos de cabotaje

El Gobierno de Santa Fe dio su consentimiento ante la Administración Nacional de Aviación Civil para el reinicio de los vuelos domésticos. Los pasajeros deberán cumplir con estricto protocolo sanitario y de documentación

El presidente del Directorio del Aeropuerto Internacional Rosario (AIR), Eduardo Romagnoli, y la interventora del Aeropuerto Sauce Viejo (ASV) Silvana Serniotti, confirmaron la decisión del gobernador Omar Perotti sobre la autorización para el regreso de los vuelos de cabotaje comerciales en la provincia de Santa Fe.

Los funcionarios indicaron que la empresa Aerolíneas Argentinas será la primera en retomar la programación mediante vuelos que vinculen al aeropuerto local con Ezeiza.

A partir de esta decisión se autoriza a viajar a la provincia de Santa Fe señalando que será de carácter obligatorio el cumplimiento del artículo 2º de la Resolución 221 del Ministerio de Transporte de la Nación, conforme las siguientes condiciones y requisitos:

>> Ser personal esencial y/o personas que deban realizar tratamientos médicos.

>> Deberán presentar certificado de Hisopado, PCR o test análogo con resultado negativo realizado durante las 72 hs. previas al vuelo.

>> Se deberá presentar Certificado Único Habilitante Para Circulación - Emergencia COVID-19.

>> Exhibir DD JJ sobre estado de salud (DJES) de la App de la provincia de Santa Fe e información del viaje interprovincial.

>> El Personal esencial o personas que deban realizar tratamientos médicos, podrán ingresar al territorio de la provincia por 72 hs., no pudiendo sociabilizar, siendo eximidos de cumplimentar cuarentena.

>> En el caso que la estadía se prolongue por más de 72 hs., y previo al reinicio de su actividad, deberá cumplimentar una cuarentena de 14 días.

>> Se autoriza a viajar a toda persona residente, no exceptuada, no esencial, que se encuentre en otra provincia u otro país, y deseen regresar a su lugar de residencia. La misma deberá realizar cuarentena obligatoria.

En este sentido, el gobierno provincial mantendrá una evaluación constante de la actividad en base a los criterios epidemiológicos, según lo determinen las autoridades sanitarias, en base a los factores de riesgo potencial de contagio que la misma implica.

PROTOCOLO EN LOS AEROPUERTOS

Tanto el AIR como el ASV cuentan con un conjunto de medidas de bioseguridad implementadas que también deberán respetar los pasajeros que inicien sus vuelos en Rosario y en Sauce Viejo. Por ello, sólo podrán ingresar al aeropuerto las personas con ticket de vuelo y con la declaración jurada de salud que se tramita en la aplicación Covid-19 de la Provincia de Santa Fe (https://www.santafe.gob.ar/ms/covid19/aplicacion-movil-covid-19-provincia-de-santa-fe) . No estará permitido el ingreso de acompañantes.

Habrá un único acceso, por la puerta central de la terminal, donde deberán sanitizar su calzado y proceder al control de temperatura.

Durante toda la estadía es obligatorio el correcto uso del tapaboca, respetar la distancia física de 2 metros señalada en todos los espacios de la terminal e higienizar frecuentemente sus manos.

A su vez, informaron que todas estas medidas sanitarias implementadas, están en línea con el Protocolo Covid 19 aprobado por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTEySS) de la provincia de Santa Fe, y los pasajeros encontrarán la señalética correspondiente que le indicará como proceder para que la experiencia de volar comience y se desarrolle de manera segura.

Compartir en

Marcelo Saín apuntó contra Miguel Lifschitz

El ministro de Seguridad salió al cruce de unas declaraciones del exgobernador, quien dijo que el actual titular de la seguridad santafesina "es un comentarista de la actualidad".

Coronavirus: se disparan los casos en la región

La ciudad de Avellaneda registró 33 nuevos casos de Covid, seguida por Reconquista que confirmó 22. En la región son 296 casos activos de los cuales 21 permanecen internados.

Hallaron documentos de la última dictadura

Se trata de numerosos archivos policiales que estaban en una vivienda particular. Aportan datos sobre el accionar represivo de la fuerza provincial en Santa Fe, Rosario, Reconquista y otras ciudades de la provincia