lunes, 19 de octubre de 2020

Premios Oscar 2020: "Parasite", la gran ganadora

Ganó como mejor película y, al ser distinguida también como mejor largometraje internacional, obtuvo lo que nunca antes se había conseguido: el premio doble. Entre los actores, Joaquin Phoenix y Renée Zellweger se alzaron con los premios principales

La noche del domingo 10 de febrero no será una más para la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood. Porque Parasite, la obra maestra del director Bong Joon-ho, no solo es la primer película en habla no inglesa en conseguir el premio mayor en los Oscar, sino que también obtuvo la estatuilla como mejor película internacional. A lo largo de la historia 11 filmes obtuvieron esta doble nominación; solo Parasite se quedó con ambos. Y Bong, además, fue nombrado mejor director. El filme cosechó una estatuilla más, la correspondiente a guión. Cuatro Oscar para un país (Corea del Sur) que nunca había cosechado ni uno solo. ¿Sorpresa? No tanto... Profunda, conmovedora y sensible, por si fuera poco interpela al espectador con su problemática. Estamos ante una joya del séptimo arte. ¡Enhorabuena!

La gala en el Dolby Theatre de Los Ángeles había comenzado con un musical de la actriz y cantante Janelle Monae. Y al igual que sucedió en la anterior edición, no contó con un único anfitrión: fueron los propios actores y actrices quienes se encargaron de anunciar a los ganadores. Apelando al humor, Steve Martin y Chris Rock abrieron la ceremonia luego del show de Monae. Y por supuesto, bromearon al respecto. “Los dos fuimos anfitriones, pero ya no lo somos. Esto es un paso hacia atrás...”, dijeron, entre risas. “Está Brad Pitt. Lo veo y es como mirarme al espejo”, confesó Rock. “Me encantó la primera temporada de El Irlandés”, le dijeron a Martin Scorsese, apelando a la extensa duración de la película de Netflix.

Anunciado por Regina King, mejor actor de reparto fue la primera estatuilla entregada. Y el ganador... ¡Brad Pritt! “Gracias. Es un honor de honores... La industria del cine no sería tan buena sin (Quentin) Tarantino”, destacó Pitt sobre el director de Había una vez... en Hollywood. “¡Para mis hijos! Los adoro”, cerró un discurso que pareció cumplir los 45 segundos pedidos por la organización: “Es más que lo que el Senado (norteamericano) le dio a John Bolton”, lamentó.

Al igual que la distinción para Brad, el premio para mejor película animada también fue el que se esperaba: se lo llevó Toy Story 4. “Es una carta de amor a la familia", aseguraron sus realizadores sobre la historia, ya un clásico. Enseguida vino el premio a cortometraje animado: la deliciosa Hair Love, cuyos seis minutos están disponibles en Youtube, se quedó con el galardón. Y en el discurso de sus creadores vino la primera mención a Kobe Bryant: le dedicaron la estatuilla al difunto basquetbolista.

Pero quizás mejor actor principal se supo apenas conocidas las nominaciones, a mediados de enero. Y fue ratificado en la ceremonia, ya pasada la medianoche. Hablamos de Joaquin Phoenix, obviamente, y su conmovedor Joker. “El mejor obsequio es usar nuestra voz para los que no tienen voz -anunció en el preámbulo de un discurso muy comprometido-. Pensé en los temas agobiantes que enfrentamos. A veces uno siente que defiende causas diferentes, pero veo un evento común: ya hablemos de igualdad de género, racismo o derechos de los animales, es la lucha contra la injusticia". Acercó entonces un mensaje en favor de la ecología al advertir que “nos hemos desconectado del mundo natural”. Y sobre el final rememoró -sin nombrarlo- a su hermano, el recordado actor River Phoenix, quien murió en sus brazos.

Cuando Renée Zellweger fue nombrada como mejor actriz por Judy, sobre la vida de la artista Judy Garland, casi no sorprendió a nadie: lo suyo es brillante. Renée (ya ganadora como mejor actriz de reparto por Cold Mountain en 2003) consideró que su premio es “una extensión del legado” de la actriz y cantante que interpretó en el filme, y dijo: “Señora Garland, usted es una de esas heroínas que nos distinguen”. En unas palabras confesionales, fue más allá. "Esta es una de las experiencias más significativas de mi vida”, dijo respecto a su papel, luego de enaltecer a las colegas que la acompañaron en la terna. “Y a todos mis compañeros inmigrantes que creyeron en el sueño americano”.

Diane Keaton y Keanu Reeves presentaron... ¡Momento! Porque no se trata de una dupla más: años atrás se afirmó -con mucha insistencia- que los actores habían sido pareja, lo que nunca fue confirmado. Por lo pronto, al anunciar el premio a mejor guión, entre Diane y Keanu se percibió una gran complicidad. Al fin, lo importante: Parasite se quedó con ese galardón, y a Keaton casi se le cae el sobre al abrirlo (a un paso del blooper). Sería el paso inicial del camino a la gloria... “Es el primer Oscar para Corea del Sur”, contó a puro orgullo Bong Joon-ho, ¡sin sospechar todo lo que vendría después!

Pero era una obviedad que Parasite se alzaría como mejor película internacional. Así fue como, rato después, Joon-ho volvió al escenario para recibir el segundo Oscar personal, y el segundo para su país, claro. Acompañado por su traductora, pidió un aplauso para el elenco de la película, presente en el Dolby Theatre. “¡Gracias! Estoy listo para otra vuelta de esto...”, concluyó Bong, ilusionándose con el premio mayor.

Redobló la apuesta -o más bien, el sueño- al ser elegido como mejor director. Y subió por tercera vez para recibir... bueno, ya saben. “Cuando gané como mejor película internacional pensé que ya estaba terminado y estaba listo para relajarme”, sonrió Joon-ho, y provocó la gran ovación de la noche: todos se pusieron de pie para aplaudir a Scorsese cuando el surcoreano contó que de joven estudiaba sus filmes. Además, resaltó que Tarantino elogiaba sus películas en los años en que a Bong no lo conocían en Estados Unidos. “Me gustaría partir el Oscar en cinco pedazos para compartirlo con ustedes”, confesó el director, deshaciéndose en elogios para sus compañeros de terna. Y habló tanto que se quedó sin palabras: prefirió que fueran los actores y productores los encargados en pronunciar los discursos en el final de la noche, cuando Parasite se adueñó del premio más importante.

“Estoy sin palabras: nunca imaginamos que esto sucedería... -dijo la productora Kwak Sin Ae-. Estoy sumamente agradecida, y también expreso mi respeto por todos los miembros de la Academia por tomar esta decisión”. Hollywood acababa de colocar en el primer lugar a una película de Corea del Sur, relegando -como se verá después- a otros tanques norteamericanos. Lo dicho: jornada histórica.

Joker -la favorita de muchos- obtuvo su primera estatuilla en la gala con la mejor banda sonora. Llegó a la gala con 11 nominaciones; se fue triunfadora en tan solo dos. Más pobre fue la cosecha de El Irlandés, la esperanza de Netflix: pese a su decena de nominaciones no se llevó nada. Historia de un matrimonio, también producida por el gigante del streaming, ganó una sola estatuilla de seis posibles. La Academia pareció darle la espalda a Netflix.

¿Mejor canción original? “(I’m Gonna) Love Me Again”, de Rocketman, la película basada en la vida de Elton John. Y compuesta, por supuesto, por el genio británico.

El director Spike Lee, por su parte, también le rindió tributo a Kobe Bryant en un esmoquin con los colores de Los Ángeles Lakers y el número 24 que usara el inolvidable deportista.

 

Fuente: Infobae

Compartir en

Entregan Nobel de Medicina a quienes descubren el virus de la Hepatitis C

Los estadounidenses Harvey Alter y Charles Rice y el británico Michael Houghton fueron galardonados por "su decisiva contribución a la lucha contra esta enfermedad, un importante problema de salud mundial, que causa cirrosis y cáncer de hígado", explicó el jurado.

Impactantes videos de explosiones en Beirut: al menos 50 muertos

Aunque aún no hay una explicación oficial para las explosiones, el jefe de Seguridad Interna del Líbano, Abbas Ibrahim, explicó que los estallidos ocurrieron en una sección que almacena materiales altamente explosivos, aunque no pirotecnia, como se había informado antes.

Brasil abre la represa Itaipú y le tiende una mano al Paraná

A los fines de elevar el nivel del Río Paraná, la represa hidroeléctrica abrirá su vertedero por pedido de Argentina y Paraguay que sufren la sequía del mismo