lunes, 1 de marzo de 2021

El Superclásico del año: autonomía municipal vs. autarquía municipal

"No perdamos nada de nuestro tiempo. Quizá los hubo más bellos, pero éste es el nuestro" es una frase Jean Paul Sartre dando a entender que hay momentos más oscuros y otros más iluminados a lo largo de la historia.

En este tema del Régimen Municipal se debate y se discute el carácter autonómico o autárquico de los municipios. Encontramos acá dos conceptos básicos: Autarquía y autonomía.

La primera de ellas tiene que ver con la capacidad de los entes de autoadministrarse a través de una normativa impuesta por un ente superior. La segunda, la autonomía, hace mención a la capacidad de un ente de darse sus propias normas y, lógicamente, regirse por ellas. 

A lo largo de la historia siempre fue un debate. Desde que la Constitución Nacional de 1853 que en su artículo 5 establece que "Cada provincia dictará para sí una Constitución (...) que asegure su administración de justicia, su régimen municipal, y la educación primaria..." 

Vemos claramente que la Constitución histórica peca por defecto; no nos dice si el régimen municipal que exige debe ser autárquico o autónomo. 
Y es por esto que la Corte Suprema de Justicia de la Nación en distintos fallos desde 1911 redujo a los municipios a meras delegaciones administrativas, alimentando la idea de la autarquía.  

Fue recién en 1989 con el fallo "Rivademar contra Municipalidad de Rosario" donde se produce el quiebre. En un conflicto con una empleada municipal (Angela Rivademar) la cual fue puesta en planta permanente de la municipalidad a raíz de una ley provincial, la Corte Suprema dice que una ley provincial, valga la redundancia, no puede privar al municipio de Rosario de aquellas atribuciones que tiene para designar y remover su propio personal. 

Agrego que el fallo es completamente racional y, fogoneando la autonomía, cómo puede ser que una ley provincial "le diga" a un municipio cómo debe organizar a su personal ya que es una facultad necesaria para el cumplimiento de sus fines. 

Como sabemos, en 1994 se reformó la Constitución Nacional y emergió de una manera maravillosa el artículo 123 que reza lo siguiente: "Cada provincia dicta su propia Constitución asegurando la autonomía municipal...". Este nuevo art. 123 viene a darle una nueva vuelta de tuerca a la discusión y, siendo respetuoso del art.5, que no fue modificado, sigue dejando en cabeza de las provincias el tema del régimen municipal pero le marca la cancha en cuánto a que éstas deben asegurar la autonomía de sus municipios. 

27 años pasaron desde aquella reforma. 
27 años pasaron desde que la Provincia de Santa Fe no hizo lo que la Constitución Nacional le pedía. 
Todos nos preguntamos ¿por qué?. ¿Somos nosotros, los ciudadanos, los responsables de que no haya habido una reforma de la Constitución Provincial otorgando autonomía a los municipios o tendrá que ver con los egos, la falta de consenso y la conveniencia de la política? Me inclino por la segunda opción. Casi siempre es la segunda opción. 

Sin embargo, ahora, en este 2021, la cuestión del régimen municipal, esta cuestión de la autarquía/autonomía vuelve a tomar un fuerte impulso como nunca antes. ¿Y por qué ahora? Bueno, porque la Corte Suprema de Justicia de la Nación en la causa "Asociación del Personal Municipal del Departamento Las Colonias contra Festram s/ acción de amparo" de octubre del año 2020 resuelve exhortar, es decir, invita a las autoridades provinciales a dictar las normas necesarias para el debido cumplimiento del mandato que emerge del art. 123 de la Constitución Nacional. 

En esta causa, a partir de un acta paritaria celebrada a través de una ley provincial (ley 9996 de Santa Fe) impuso un aporte solidario de pago mensual del 1% a trabajadores no afiliados a la FESTRAM -pero sí a la Asociación de Personal Municipal-. La pregunta es la misma que en Rivademar: ¿Es correcto que se imponga, a través de una ley provincial, un aporte dinerario a trabajadores de municipios?. 

El interrogante cae de maduro. ¿Autonomía municipal sí, o autonomía municipal no? 
Desde mi humilde opinión creo fundamental el proceso que lleva a cabo el gobernador actual con todos los Ejecutivos municipales ya que establecer la autonomía municipal intensifica un principio básico de nuestro sistema de gobierno, el federalismo, dado que de las formas para que tal principio sea real y efectivo es la de transferir la mayor cantidad de funciones a niveles inferiores de gobierno. 

"Quizá hubo tiempos más bellos; pero éste es el nuestro". Posiblemente no estemos frente al momento ideal para definitivamente darle la tan ansiada autonomía a los municipios, pero sí es sumamente necesario hacerlo. Y como todo aquello que es necesario no me quiero detener en la belleza del momento sino en lo imprescindible de la necesidad.  

Compartir en

El Superclásico del año: autonomía municipal vs. autarquía municipal

"No perdamos nada de nuestro tiempo. Quizá los hubo más bellos, pero éste es el nuestro" es una frase Jean Paul Sartre dando a entender que hay momentos más oscuros y otros más iluminados a lo largo de la historia.

La importancia de la ejemplaridad de los actos

"Me referiré a los actos de gobierno, y de los funcionarios, los cuales lógicamente deben ser ejemplares a los fines de mantener una autoridad moral como representantes del pueblo"

Loakal del Jaaukanigás

A 19 años de la declaración del humedal Jaaukanigás como Sitio Ramsar y en vísperas del 11 de octubre, donde en Argentina se conmemora el último día de libertad de los pueblos originarios, el pincel plasmó en Puerto Reconquista el alma, sombra, imagen o eco de la Gente del Agua.